Uncategorized

CÁTEDRA DE LA PAZ. CONVIVENCIA PACÍFICA. SEMANA 26 – 30 DE JULIO: PRIMERA JORNADA DE LOS ABUELOS Y PERSONAS MAYORES

PRIMERA JORNADA MUNDIAL DE LOS ABUELOS Y LAS PERSONAS MAYORES

Tomado de: https://www.aciprensa.com/noticias/homilia-del-papa-francisco-en-primera-jornada-mundial-de-los-abuelos-y-personas-mayores-90829

 

Estimada Comunidad Educativa. Paz y Bien en el Señor Jesús.

Independientemente de la religión que todos y cada uno de ustedes profesen, con el debido respeto que me merecen, permítanme presentar este extraordinario comentario que hizo el papa francisco, en relación a la primera jornada mundial de los abuelos y las personas mayores. Desde el evangelio, presenta el Sumo Pontífice, un relato que nos debe tocar en lo más profundo de nuestro corazón, bien sea que tengamos nuestros abuelos aún vivos o, quien sabe, si el destino algún día nos tiene para ser abuelos. Lo cierto es que, siguiendo el transcurso de los días, normalmente, todos llegaremos a ser personas mayores, y es cuando, deseamos un trato digno de nuestra condición de mayores. Por tal motivo me viene a la mente, la regla de oro, trata a los demás, como quieren que a ti te traten. 

Confiamos que puedan leer este artículo en COORDINACIÓN CON CADA DIRECTOR DE GRADO

He aquí el artículo

Mientras estaba sentado enseñando, «al levantar la vista, Jesús vio que una gran multitud acudía a él, y le preguntó a Felipe: “¿Dónde compraremos pan para que coma esta gente?”» (Jn 6,5). Jesús no se limita a enseñar, sino que se deja interrogar por el hambre que anida en la vida de la gente. Y, de ese modo, da de comer a la multitud distribuyendo los cinco panes de cebada y los dos pescados que un muchacho le ofreció. Al final, como sobraron bastantes pedazos de pan, les dijo a los suyos que los recogieran, «para que no se pierda nada» (v. 12).

En esta Jornada, dedicada a los abuelos y a los mayores, quisiera detenerme precisamente en estos tres momentos: Jesús que ve el hambre de la multitud; Jesús que comparte el pan; Jesús que ordena recoger los pedazos sobrantes. Tres momentos que se pueden resumir en tres verbos: ver, compartir, custodiar.

Ver. El Evangelista Juan, al principio de la narración, señala este particular: Jesús levanta los ojos y ve a la multitud hambrienta después de haber caminado mucho para encontrarlo. Así inicia el milagro, con la mirada de Jesús, que no es indiferente ni está atareado, sino que advierte los espasmos del hambre que atormentan a la humanidad cansada. Él se preocupa por nosotros, nos cuida, quiere saciar nuestra hambre de vida, de amor y de felicidad. En los ojos de Jesús descubrimos la mirada de Dios: una mirada que es atenta, que escudriña los anhelos que llevamos en el corazón, que ve la fatiga, el cansancio y la esperanza con las que vamos adelante. Una mirada que sabe captar la necesidad de cada uno. A los ojos de Dios no existe la multitud anónima, sino cada persona con su hambre. Jesús tiene una mirada contemplativa, es decir, capaz de detenerse ante la vida del otro y descifrarla.

Esta es también la mirada con la que los abuelos y los mayores han visto nuestra vida. Es el modo en el que ellos, desde nuestra infancia, se han hecho cargo de nosotros. Habiendo tenido una vida a menudo muy sacrificada, no nos han tratado con indiferencia ni se han desentendido de nosotros, sino que han tenido ojos atentos, llenos de ternura. Cuando estábamos creciendo y nos sentíamos incomprendidos o asustados por los desafíos de la vida, se fijaron en nosotros, en lo que estaba cambiando en nuestro corazón, en nuestras lágrimas escondidas y en los sueños que llevábamos dentro. Todos hemos pasado por las rodillas de los abuelos, que nos han llevado en brazos. Y es gracias también a este amor que nos hemos convertido en adultos.

Y nosotros, ¿qué mirada tenemos hacia los abuelos y los mayores? ¿Cuándo fue la última vez que hicimos compañía o llamamos por teléfono a un anciano para manifestarle nuestra cercanía y dejarnos bendecir por sus palabras? Sufro cuando veo una sociedad que corre, atareada e indiferente, afanada en tantas cosas e incapaz de detenerse para dirigir una mirada, un saludo, una caricia. Tengo miedo de una sociedad en la que todos somos una multitud anónima e incapaces de levantar la mirada y reconocernos. Los abuelos, que han alimentado nuestra vida, hoy tienen hambre de nosotros, de nuestra atención, de nuestra ternura, de sentirnos cerca. Alcemos la mirada hacia ellos, como Jesús hace con nosotros.

Compartir. Después de haber visto el hambre de aquellas personas, Jesús desea saciarlas. Y lo hace gracias al don de un muchacho joven, que ofrece sus cinco panes y los dos peces. Es muy hermoso que un muchacho, un joven, que comparte lo que tiene, esté en el centro de este prodigio del que se benefició tanta gente adulta —unas cinco mil personas—.

Hoy tenemos necesidad de una nueva alianza entre los jóvenes y los mayores, de compartir el común tesoro de la vida, de soñar juntos, de superar los conflictos entre generaciones para preparar el futuro de todos. Sin esta alianza de vida, de sueños y de futuro, nos arriesgamos a morir de hambre, porque aumentan los vínculos rotos, las soledades, los egoísmos, las fuerzas disgregadoras. Frecuentemente, en nuestras sociedades hemos entregado la vida a la idea de que “cada uno se ocupe de sí mismo”. Pero eso mata.

El Evangelio nos exhorta a compartir lo que somos y lo que tenemos, ese es el único modo en que podemos ser saciados. He recordado muchas veces lo que dice a este propósito el profeta Joel (cf. Jl 3,1): Jóvenes y ancianos juntos. Los jóvenes, profetas del futuro que no olvidan la historia de la que provienen; los ancianos, soñadores nunca cansados que trasmiten la experiencia a los jóvenes, sin entorpecerles el camino. Jóvenes y ancianos, el tesoro de la tradición y la frescura del Espíritu. Jóvenes y ancianos juntos. En la sociedad y en la Iglesia: juntos.

Custodiar. Después de que todos comieron, el Evangelio refiere que sobraron muchos pedazos de pan. Ante esto, Jesús da una indicación: «Recojan los pedazos que han sobrado, para que no se pierda nada» (Jn 6,12). Es así el corazón de Dios, no sólo nos da mucho más de lo que necesitamos, sino que se preocupa también de que nada se desperdicie, ni siquiera un fragmento. Un pedacito de pan podría parecer poca cosa, pero a los ojos de Dios nada se debe descartar. Es una invitación profética que hoy estamos llamado a hacer resonar en nosotros mismos y en el mundo: recoger, conservar con cuidado, custodiar.

Los abuelos y los mayores no son sobras de la vida, desechos que se deben tirar. Ellos son esos valiosos pedazos de pan que han quedado sobre la mesa de nuestra vida, que pueden todavía nutrirnos con una fragancia que hemos perdido, “la fragancia de la memoria”. No perdamos la memoria de la que son portadores los mayores, porque somos hijos de esa historia, y sin raíces nos marchitaremos. Ellos nos han custodiado a lo largo de las etapas de nuestro crecimiento, ahora nos toca a nosotros custodiar su vida, aligerar sus dificultades, estar atentos a sus necesidades, crear las condiciones para que se les faciliten sus tareas diarias y no se sientan solos.

Preguntémonos: “¿He visitado a los abuelos? ¿a los mayores de la familia o de mi barrio? ¿Los he escuchado? ¿Les he dedicado un poco de tiempo?”. Custodiémoslos, para que no se pierda nada. Nada de su vida ni de sus sueños. Depende de nosotros, hoy, que no nos arrepintamos mañana de no haberles dedicado suficiente atención a quienes nos amaron y nos dieron la vida.

Hermanos y hermanas, los abuelos y los mayores son el pan que alimenta nuestras vidas. Estemos agradecidos por sus ojos atentos, que se fijaron en nosotros, por sus rodillas, que nos acunaron, por sus manos, que nos acompañaron y alzaron, por haber jugado con nosotros y por las caricias con las que nos consolaron. Por favor, no nos olvidemos de ellos. Aliémonos con ellos. Aprendamos a detenernos, a reconocerlos, a escucharlos. No los descartemos nunca. Custodiémoslos con amor. Y aprendamos a compartir el tiempo con ellos. Saldremos mejores. Y, juntos, jóvenes y ancianos, nos saciaremos en la mesa del compartir, bendecida por Dios.

48 Comentarios

  • Sofía yepes cano

    Los abuelos son lo mejor que hay, no todos tienen la fortuna de tenerlos vivos, pero ellos son esos seres que dan luz y son ese pilar para muchos en los hogares….. Yo amo a mis abuelos 😍

    • Grado: Sexto
    • Juan Manuel Uribe Garcia

      Debemos respetar y dar gracias a Dios por nuestros abuelos, ya que gracias a ellos, existimos nosotros, por que trajeron al mundo a nuestros padres, los educaron y les enseñaron como educarnos, y hoy son ellos lo consentidores nuestros, merecen todo nuestros amor y pacienciencia.

      • Grado: Sexto
    • Juan sebastian

      Los abuelos son el tesoro mas grande que cada familia puede tener ya que los actos y palabras son valiosas, son fuente de saviduria por eso debemos cuidarlos y respetarlos como se lo merecen

      • Grado: Séptimo
    • Mía rangel

      Los abuelos son como unos padres mis abuelos me dicen que me aman tanto o más que a mis papás gracias a ellos existo y tengo los padres que tengo porque ellos fueron los que los educaron yo amo a mis abuelos

      • Grado: Segundo
    • Lizeth Hernandez

      Los abuelos son el regalo más lindo y grande que nos puede dar Dios y la vida, ellos son los que siempre están con nosotros apoyándonos en todo y cuidándonos, ahora nosotros somos los que disfrutamos de ellos… Tiempos después otras personas disfrutarán de nosotros!

      • Grado: Octavo
      • Deiner Usuga Buritica

        Cuidar y respetar a los s abuelos, dar gracias a Dios 🙏 por qué ellos son muy especiales con nosotros, son incondicionales con uno.

        • Grado: Octavo
        • marí[email protected]

          En el evangelio de Juan nos dice que Jesús levantó su mirada para ver a la multitud, reparte entre todos los panes y hace recoger las sobras para que nada se pierda, enseñándonos así tres verbos ver – repartir – custodiar. Ver: Así como Jesús nos mira, nos miran también nuestros abuelos notando nuestra fatiga, cansancio pero también nuestras esperanzas, nos miran con ternura y con amor desde nuestra infancia hasta que somos adultos, es así que debemos tener la misma mirada hacia nuestros abuelos, que hoy tienen hambre de nosotros y nos necesitan. Compartamos con ellos y custodiemos su vida, escuchemos los, visitemos los dediquemos le tiempo valioso para que no se nos pierdan.

          • Grado: Preescolar
      • Mariangel López roman

        Que los abuelos son nuestros segundos padres que dan la vida por sus nietos y nos dejan los mejores valores para sus nietos por esas Miles de razones debemos amarlos, respetarlos ,y cuidarlos como ellos cuidaron nuestros padres y a sus nietos los abuelos deberían ser eternos ..

        • Grado: Segundo
  • luciana patiño vanegas

    q los abuelos ay q cuidarlos y protejerlos porq ellos son como otros pdres q darian la vida por nosotros y son los mejores del mundo

    • Grado: Segundo
      • Sebastián Ferrer

        Los abuelos son las personas que.nos cuidan, consienten y enseñan con sabiduría y mucho amor. Ellos hacen nuestra vida más dulce por eso debemos cuidarlos y respetarlos.

        • Grado: Segundo
        • Deivid Galviz

          Hay que ser agradecidos porque existen personas tan sabías y buenas
          Como lo son los abuelos
          Ellos nos protegen y nos enseñan cosas, por esa razón y muchas otras hay que cuidarlos y valorarlos antes de que su tiempo se acabe.

          • Grado: Octavo
    • María José

      A los abuelos les debemos brindar mucho amor cuidarlos y sobre todo protejerlos ya que cuando nosotros estábamos más pequeños ellos lo hacían ahora es nuestro turno

      • Grado: Octavo
  • Evelyn Henao Morales

    yo entendi que debemos cuidar a nuestros abuelos abuelas y bisabuelos por que son personas mayores y como ellos nos cuidaron a nosotros a nosotros tambien nos va a tocar cuidar a nuestros abuelos bisabuelos y en algun momento nos tocara cuidar a nuestra madre, si queremos que nos traten bien las personas tratemos de cuidar y tratar bien a las personas que estan mas mayores que nosotros…

    • Grado: Preescolar
    • Estefania López

      A nuestros abuelos le debemos brindar demasiado amor ya que nunca sabemos cuándo se nos valla de nuestro lado, y protegerlos como ellos lo hacían por nosotros.

      • Grado: Octavo
  • LUZ DARY MONTOYA SERNA

    Hermosa reflexión. Nos invita a cuestionarnos y dar lo mejor a nuestros adultos mayores.
    Es muy triste ver a tantos hijos y parientes que los ultrajan y maltratan como si por la edad no merecieran respeto, amor, cariño y buen trato.

    Cuantos padres luchan toda una vida por tener bien a sus hijos en busca de una mejor calidad de vida y no piensan en su vejes, queman todas sus energías y fuerzas por sus hijos y saben que reciben a cambio? desprecio e indiferencia, triste realidad. Hoy son ellos y mañana la sociedad que sigue en turno.
    Hay que sembrar para recoger. Cuando tengamos a nuestro alrededor una persona que los años le quito sus fuerzas , demos una mano y tratemos de brindar todo aquello que quisiéramos recibir en nuestra vejez, pues si Dios nos da vida ,allá llegaremos.

    • Grado: Docente
    • Valentina ossa Acosta

      Nuestros abuelos son la mayor bendición q un nieto puede tener son amorosos alcahuetes lo más hermoso que aún nieto le pueda pasar hay q amarlos y respetarlos

      • Grado: Preescolar
      • Jerónimo acosta

        Los abuelos son lo más sagrado que tenemos por eso hay que amarlos respetarlos por qué son como unos padres para nosotros

        • Grado: Cuarto
      • Santiago Ferrer

        Los abuelos son las personas que.nos cuidan, consienten y enseñan con sabiduría y mucho amor. Ellos hacen nuestra vida más dulce por eso debemos cuidarlos y respetarlos.

        • Grado: Tercero
      • Stefania Fernández

        A los abuelos hay que darles mucho amor asi como ellos alguna vez lo hicieron.
        Comprenderlos y apoyarlos en todo porque ellos ya serian unos niños otra vez son caprichosos y por eso hay que cuidarlos y quererlos mucho

        • Grado: Octavo
  • ALEJANDRO TAMAYO GIRALDO

    Compartir… algo tan simple, que en ocasiones cuesta, recordemos siempre la gratitud, la generosidad y la bondad, valores que siempre nos permitirán retribuir todo lo que somos con quienes siempre estuvieron para nosotros.

    • Grado: Docente
  • Jerónimo Betancur Santana

    Dios está atento a cada situación que nosotros tenemos, se preocupa por lo que nos pasa, nos da las cosas en su tiempo, porque como un Padre bondadoso sabe en que momento y tiempo es.

    • Grado: Primero
  • Dulce María Areiza Sanchez

    LOS ABUELOS para mi, el mejor regalo del mundo gracias a ellos tenemos padres ,tenemos un lugar llamado hogar tenemos valores ,gracias a estas personas maravillosas sabemos muchas cosas de la vida aprendimos de ellos como enfrentarnos ala vida y Asus dificultades ,como ser mejores personas como ayudar al que lo necesita .No debemos nunca abandonarlos ni rechazarlo pues por muy mayores que nosotros seamos para ellos siempre seremos sus nietos mas pequeños e indefensos pues siempre tendremos un lugar en su casa y meza y lo mas importante en sus corazones AMAR A NUESTRO ABUELOS CON TODO EL CORAZON PARA QUE CUANDO NOS FALTEN NO TENGAMOS NINGUN REMORDIMIENTO NI TRISTEZA

    • Grado: Primero
  • julian castaño roman

    MIS ABUELOS SON UNA COMBINACION DE PADRES,MAESTROS Y MEJORES AMIGOS. SABE MAS HISTORIAS QUE UN LIBRO, COMPLCEN TODOS MIS ANTOJOS Y ME DEFIENDEN SIEMPRE COMO UN ESCUDO FIEL. MIS ABUELOS ES LO MEJOR QUE ME HA PODIDO PASAR.

    • Grado: Primero
  • Edgar Osorio Ospina

    Buen día. Gracias por compartir esa hermosa reflexión sobre los abuelos y lo importantes que son para nuestra vida. Para mi los abuelos representan la sabiduría y la tranquilidad de la vida bien vivida. Reflexionar sobre los milagros de Jesucristo, la vida de los abuelos y su relación con los jóvenes es acertado, porque en verdad necesitamos valorar los ancianos y darles el lugar que merecen en la sociedad.

    • Grado: Docente
  • Daniela Isabel Montes Hernandez

    Los abuelos son lo más maravilloso que tenemos en la vida,ellos son tiernos hasta los más alcahuetes son puro amor, debemos respetarlos, amarlos, consentirlos vivir para ellos, x ellos estamos acá x que sino, no habíamos conocido a nuestra madre y tener unos abuelos que nos brindan un amor incondicional, Dios me los proteja los amo con todo mi corazón

    • Grado: Séptimo
  • ANGELA MARCELA LÓPEZ B.

    Los abuelos forman parte importante en nuestra familia, designan amor, bondad y sabiduría.
    El respeto por ellos es fundamental porque son quienes le dieron la vida a nuestros padres, además sus sabios consejos y enorme cariño nos hacen ver la vida maravillosa y son pilares que dejan huella en el alma de los nietos.

    • Grado: Docente
  • Matias acosta

    Los abuelos son lo más sagrado que tenemos por eso hay que amarlos respetarlos por qué son como unos padres para nosotros

    • Grado: Segundo
  • Darwin Posso Gallo

    Los abuelos son seres maravillosos que día a día nos enseñan de sus experiencias vividas, que nos aman y están ahí Para apoyarnos. Aprovechemos quienes los tenemos vivos para disfrutarlos, quererlos y no lastimarnos

    • Grado: Séptimo
  • ANDRES ATENCIA

    Que seria de una familia sin abuelos? sin historias que contar? sin amor que transmitir? sencillamente los abuelos son la parte más alta e importante de una familia. Por eso todo el amor que ellos transmiten nosotros debemos recompensarlo de la misma manera que ellos hacen con nosotros… ellos siempre necesitan de nosotros..

    • Grado: Docente
  • Santiago Muñoz Restrepo

    Debemos amar , respetar y reconocer a nuestros abuelos ya que ellos son nuestras raíces, nos han cuidado, apoyado, defendido , desde que éramos niños y a lo largo de nuestra vida , son seres hermosos, que nos han aportado muchas enseñanzas y merecen todo nuestro respeto y atención.
    CUIDEMOS A NUESTROS ABUELOS Y
    A LOS MAYORES

    • Grado: Séptimo
    • Santiago soto montoya

      Los abuelos son hermosos son como unos segundos padres para uno y qué uno debe aprovecharlos mientras Los tenga uno vivos debemos valorarlos respetarlos amar los mucho té nelos presentes cada día de nuestras vidas por que eyos son las raíces de ellos venimos nosotros y nuestros padres y dale gracias a dios por los abelis qué nos tocaron y ellos siempre nos an a poyado amado y querido y debemos respetar a los mayores por que uno tiene que ser educado.

      • Grado: Séptimo
  • Martha Cecilia Ortiz Sánchez

    Es nuestra decisión el mostrar amor a nuestros abuelos con pequeños gestos de amabilidad, de misericordia, con una palabra amable, escuchándolos y consolándoles, siendo cordiales y donando algo de lo que tenemos a los más necesitados, por eso “haz el bien sin mirar a quién”.

    • Grado: Docente
    • Alexander cubillan

      Los abuelos son los más sagrados del mundo….. Ellos nos cuidaron,nos dieron apoyo,afecto.ahora nos toca a nosotros brindarle todo lo que ellos hicieron por nosotros en su juventud..NO ABANDONAR A LOS ABUELO.nosotros también llegaremos a esa edad.

      • Grado: Cuarto
  • maria victoria ochoa

    Los abuelos son las personas mas savias a quienes debemos ,respetar por su sabiduría y por su experiencia. debemos de valorarlos como fuente de saber y por trasmitirnos sus conocimientos. los abuelos en nuestra sociedad son esa personas llenas de afecto ,de paciencia de calma y también de inspiración ,son nuestro mas grande tesoro y así debemos de cuidarlos y respetarlos.

    • Grado: Docente
  • juan colorado

    hay que respetar y préstales atención ya que ellos nos han apoyado, enseñado y aconsejado desde pequeños para ser unos pelados de bien

    • Grado: Séptimo
  • emanuel montoya

    que ay que amar a nuestros abuelos cuando ellos mas nos necesitan porque los abuelos son lo mejor del mundo

    • Grado: Séptimo
  • karoll dahiana moreno chavaria

    los abuelos son los mejores y siempre nos apoyaran y aceptaran, por eso hay que amarlos mucho y hay que darles el respeto que merecen

    • Grado: Sexto
  • salome chica rios

    Los abuelos son lo mejor que hay no todos tienen la fortuna de tenerlos vivos pero ellos son esos seres que dan luz Y merecen todo nuestros amor y paciencia.

    • Grado: Sexto
  • leandro

    hay que valorar a nuestros abuelos por que ellos son una bendición para todas las personas, también están llenos e sabiduría y consejos que nos pueden ser útiles para nuestra vida

    • Grado: Octavo
  • emanuel montoya

    los abuelos son los mejores y siempre nos apoyaran y aceptaran, por eso hay que amarlos mucho y hay que darles el respeto que merecen como ellos lo hacen con nosotros.

    • Grado: Séptimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.